vade retro, congresista

¿alguien puede explicar por qué tienen esa cara de rabia?

Este video de Movistar confirma que en el Perú el fútbol es solo para los machos

Publicado: 2015-10-01

Desde ayer este video ha venido dando vueltas por las redes sociales a propósito del inicio de la Eliminatoria para el Mundial Rusia 2018. Véanlo: 

Lo increíble de este spot publicitario que afirma que iremos al Mundial es que en los 140 segundos que dura no aparece ni una sola mujer. Todas las tomas, todos los planos, todos los ángulos están cubiertos por un hombre, que por cierto siempre tiene una expresión de rabia concentrada. Imaginamos que no se les ocurrió mejor manera de representar la garra del fútbol que esa.

El fútbol es un deporte de hombres y solo para hombres

Ya habíamos visto que hace un mes exactamente, una periodista fue agredida cuando cubría un partido de fútbol en la Copa Perú. Era el fútbol macho y había que atenerse a las consecuencias fue básicamente lo que le quedó en limpio de aquella agresión.

De acuerdo a este video, a las mujeres peruanas no les gusta el fútbol, jamás ven los partidos en los que participa su selección, no son hinchas de la 'blanquirroja'; en resumen, no saben nada de fútbol y por tanto su voz, sus opiniones y su presencia han sido eliminadas de cualquier referencia. No existen.

en el video también participan niños, pero jamás niñas

En el video han intentado hacer una democratización económica y han puesto a señores con saco en un barrio pobre como para dar la idea de que pobres y ricos aman el fútbol. Entonces, niños, adolescentes, jóvenes, estudiantes, obreros, desempleados, ancianos, todos los hombres de distintas clases y condiciones sociales todos se unen por ver a la selección, pero ni una sola mujer siquiera se asoma.

la cuota es  el señor de saco que ha ido hasta esa canchita maltrecha

Otro componente simpático es las expresiones faciales de los que cantan. La gesticulación para denotar agresividad llega al máximo, pero ¿contra quién va dirigida? ¿Contra todos los equipos con los que le toque jugar a Perú? Parece absurdo, pero casi pareciera que fútbol es igual a hombres y ellos igual a agresividad. Una pena.

Las  mujeres en el fútbol

¿En serio solo los hombres saben alentar a su selección? Al parecer los que hicieron este video no saben que cada vez más hay comentaristas peruanas de fútbol que son mujeres; por ejemplo, Romina Antoniazzi, que fue de las primeras en salir en señal abierta comentando partidos de fútbol y por supuesto se chocó con la intolerancia de los machos de la televisión peruana.

Mis colegas eran bien ‘chinches’. Alguna vez tuve una discusión con Phillip Butters , pero él recurrió al tema de que: ‘eres mujer’, y ahí decidí no seguirle la cuerda . Phillip tiene esa forma peculiar de comentar y siempre te va a atacar, pero todo bien con él.

Se olvidan también que en el mundo cada vez hay más mujeres que forman parte de equipos futbolísticos enormes como el Chelsea, cuya jefa de médicos era Eva Carneiro, aunque por ser mujer ella también tuvo problemas y hace poco renunció.

eva carneiro. foto: bbc

Una de las experiencias más lindas que he tenido ha sido en el Estadio Nacional cuando tenía 15 años y mi papá y yo fuimos a ver el partido Perú-Chile por las eliminatorias a Alemania 2006. Para suerte de mis recuerdos, Perú ganó 2-1 con goles de Jefferson Farfán y Paolo Guerrero, a los 56 y 85 minutos, y yo sentía cómo se estremecía el piso con cada gol. El estadio entero vibraba, todos éramos felices y, así como yo, había otras chicas que habían ido con sus padres o mujeres con sus hijos. Aún tengo el gorro blanquirrojo al estilo bufón que mi papá me compró afuera aquella tarde de noviembre del 2004 y, también como yo, miles de mujeres peruanas hemos vivido y nos emocionamos aún con los partidos. 

Generalizar de esta manera el fútbol es peligroso porque transmite un mensaje de discriminación y también de violencia.  


Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en