Yo me quedo en casa

durante el invierno en francia, varias ciudades pueden experimentar temperaturas muy bajas. foto: Histoires de lea.

En Francia no importan cuántos meses debas de alquiler, si es invierno nadie puede desalojarte

Las empresas de electricidad también tienen prohibido cortarte el servicio durante el periodo invernal, que dura 5 meses.

Publicado: 2016-11-07

Desde el primer de noviembre, ninguna persona que viva en territorio francés podrá ser desalojada sin importar que deba varios meses de alquiler o incluso aunque exista una orden de desalojo en su contra. A este periodo se le llama La tregua invernal (La trêve hivernale en francés).  

La historia de este derecho se inició el 1 de febrero de 1954 cuando el abad Pierre, conocido por crear los Traperos de Emaús, contó por televisión la trágica muerte de una mujer que había sido desalojada.

“Una mujer acaba de morir congelada en la acera del bulevar Sebastopol de París. Aún tenía aferrado el documento de desalojo por el que fue expulsada anteayer de su casa”, contó el abad Pierre y una ola de solidaridad se creó en Francia.

En francia existen familias enteras que viven en las calles. foto: lemonde.com

En solo dos años se creó una ley que prohibía que, entre el primero de diciembre y el 15 de marzo, toda persona sea desalojada de su vivienda, para que no pueda exponerse a morir de frío. Esta fecha ha sido cambiada con los años y actualmente está prohibido desalojar a las personas entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo. Un periodo de cinco meses.

Sin embargo, debido a la disminución de frío que se percibe durante el invierno francés, la ley también ha extendido esta prohibición a las empresas de electricidad y de gas. Es decir, ninguna empresa puede cortarte el servicio durante el mismo periodo por más que la persona no haya pagado.

Las pocas excepciones para desalojarte en invierno

los desalojos se vuelven comunes en los primeros días de abril, cuando el periodo ha terminado. foto: france soir.

Existen solo tres excepciones que permiten a las autoridades francesas de aprobar un desalojo durante este periodo. El primer se da cuando en una vivienda habita una persona violenta que pueda poner en peligro la seguridad de otras personas.

El segundo es si una persona ocupa las habitaciones de estudiantes sin tener la categoría de estudiante. Y el tercer caso se da cuando el propietario decide reubicar a los inquilinos de su vivienda a otro lugar con condiciones mínimas para soportar el frío. En los tres casos se requiere la aprobación judicial.

Una de las consecuencias negativas de La tregua invernal es que en Francia es muy difícil alquilar habitaciones o departamentos, porque los propietarios demandan una gran cantidad de papeles que garanticen que los inquilinos sean capaces de pagar el alquiler todos los meses.

En ciudades grandes como París, la mayoría de propietarios también exigen que el inquilino presente un “garante” que se encargue del pago en caso de que el inquilino ya no pueda pagar.

una persona sin domicilio fijo (sdf) recibiendo ayuda en francia. foto: sdjj.com

Durante este periodo invernal, el gobierno también pone a disposición alrededor de 120 mil espacios en casas de ayudas para brindarles protección contra el frío a las personas que viven en las calles.

Además, existen organizaciones de voluntarias que reparten comidas y vestimentas para las personas que no encuentran espacio y terminan durmiendo en las calles.


Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en