reconoce sus orígenes

 imagen: bbc.

El cambio climático y su relación con El Niño Costero que está afectando al Perú

La ciencia advierte desde hace años que el calentamiento del mar nos afectaría directamente, ahora estamos viendo las consecuencias.

Publicado: 2017-03-16

Muchas regiones de nuestro país están siendo afectadas por las continuas lluvias y por los desbordes de ríos, lo que ha paralizado varias ciudades del Norte e incluso le ha costado la vida a varias personas

Pero, ¿por qué sucede esto? La respuesta científica está en lo que se conoce como “El Niño Costero”, un término que designa el aumento de temperatura en el mar en la zona costera del Perú y Ecuador. A diferencia de “El Niño”, que afecta a todos los países del océano Pacífico.

Aunque no es la primera vez que se observa este fenómeno llamado "El Niño Costero" en nuestro país, los especialistas afirman que la rudeza con la que se está presentando este año está estrechamente ligada con el cambio climático que sufre el planeta.

El cambio climático recalienta el mar y eso es muy problemático

los huaycos tienen relación directa con el excesivo calentamiento del mar. imagen: rpp

En un estudio presentado por la Universidad de Maryland, en la American Geophysical Union, se demuestra que el calentamiento del mar, como consecuencia del cambio climático, provoca tormentas y lluvias más fuertes.

"Creemos que la tormenta se fortalecerá definitivamente debido a la temperatura de la superficie del mar que es mucho más cálida", dijo William Lau, científico de la NASA, que estudia estos fenómenos para intentar prevenir los efectos de un huracán en el norte de América.

Por su parte, Juan Carlos Lizárraga de Desco también coincidió en que estas variaciones en el clima serían ocasionadas directamente por el cambio climático, porque se está reduciendo la periodicidad con la que se dan estos fenómenos anómalos.

Como se sabe, cuando el mar tiene una elevada temperatura aumentan las precipitaciones en las zonas costeras, lo que tiene como consecuencia directa el desplazamiento de lodo y rocas de las zonas montañosas, conocidos también como huaycos.

los desbordes de los ríos están perjudicando la vida de miles de personas. foto: el comercio.

Pero, sin duda, el principal problema es la falta de prevención en nuestro país, porque aun teniendo en cuenta las consecuencias del cambio climático, no se han tomado medidas reales para evitar las muertes de personas y el cierre de carreteras.

El año pasado por ejemplo, el director de Senamhi, Martín Bonshoms, afirmó que su institución alerta siempre con dos días de anticipación sobre la existencia de lluvias torrenciales. Sin embargo, los medios no se muestran interesados en difundir la información.

Por otro lado, en un informe de La República de inicios de febrero se advirtió que “El Niño Costero” era inevitable, pero la falta de prevención terminó ocasionando las imágenes que hemos estado viendo estos días en los medios.

Si el cambio climático hará que estos fenómenos naturales sean más intensos y con mayor frecuencias, necesitamos trabajar seriamente en cómo debemos adaptarnos, solo así evitaremos pérdidas humanas y materiales.


Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en