reconoce sus orígenes

una periodista francesa le recordó un caso de pedofilia en argentina. imagen: captura de pantalla

El Papa Francisco: Mucho silencio y pocas acciones contra recientes denuncias de pedofilia en el mundo

Medios franceses cuestionan su real compromiso para eliminar los casos de pedofilia y la protección a los sacerdotes acusados.

Publicado: 2017-03-23

Durante la última semana dos medios de comunicación franceses, MediaPart y “Cash Investigation”, se unieron para difundir un informe que revela que la Iglesia Católica de Francia sigue encubriendo casos de pedofilia y, lo que es peor, que el Papa demuestra una actitud pasiva frente a las denuncias en todo el mundo. 

El informe contaba cómo en los últimos años alrededor de 32 casos de abusos sexuales fueron encubiertos por 25 sacerdotes de todo el país galo, pese a que se comprometieron en el año 2 000 que todas las denuncias serían informadas inmediatamente a la Fiscalía.

Además, la reportera fue al Vaticano a buscar al Papa para preguntarle sobre el manejo que le está dando su gestión a estos casos en los diferentes países del mundo. Pero, el Papa evitó comentar las nuevas revelaciones.

Sin embargo, el Papa Francisco sí contestó cuando la periodista Elise Lucet le preguntó si había intentado ayudar a un conocido sacerdote pedófilo en Argentina, Julio César Grassi. Una acusación que el Papa negó, pese a que existen pruebas y testimonios en su contra.

El caso Grassi o las mentiras del Papa Francisco

antes de que la justicia argentina lo condene, el ahora papa francisco intentó demostrar su inocencia. foto: c5n

El reportaje francés cuenta que en el 2009, cuando el pedófilo católico Julio César Grassi iba a ser condenado a quince años de cárcel por sus terribles actos, el entonces sacerdote Jorge Mario Bergoglio, ahora cabeza de la Iglesia Católica, salió en su defensa y e intentó cambiar la decisión de los magistrados.

“Hay un juez de Buenos Aires que dice claramente que hay un documento elaborado por el Papa y con el que habrían tratado de influir su decisión en una apelación en un caso de pedofilia”, detalló a RFI el periodista de Mediapart, Antton Rouget.

La denuncia también afirma que el ahora Papa Francisco fue parte de una operación de presión de la Iglesia Católica de Argentina contra la justicia de ese país y que incluso él se encontró con el Presidente de la Corte Suprema para pedir la apelación de la sentencia.

“Entrevistamos al juez Máiquez, quien fue quien juzgó al padre Grassi en una de esas apelaciones. Fue él quien nos dijo claramente haber recibido ese documento que es una contrainvestigación pedida por la Iglesia argentina para el caso Grassi. El juez Máiquez recibió ese documento antes de la apelación del padre Grassi”, recalca Rouget.

Como en el caso de Luis Figari, sacerdote católico acusado de pedofilia, el Vaticano evita reconocer expresamente la culpa de sus miembros e utiliza eufemismos como “actos gravemente pecaminosos”.

Se confirma también la tendencia de evitar judicializar las denuncias de pedofilia dentro de la Iglesia Católica. Así, a pesar del carisma que rodea la imagen del Papa Francisco, sus acciones aún no se centran en uno de los aspectos más graves de la Ilgesia: la violencia sexual contra menores.


Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en