reconoce sus orígenes

mujeres indígenas de latinoamérica en rechazo al programa durante el 2015. foto: #yonosoyjacinta.

La Paisana Jacinta, el personaje que ridiculiza a la mujer andina, volvió a la televisión e incluso se alista para el cine

En una sociedad tan racista como la peruana, lo que hace y dice La Paisana Jacinta no es considerado como racista. Pese a que lo es.

Publicado: 2017-04-10

En agosto del 2014 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó el programa La Paisana Jacinta que se emitía por Frecuencia Latina, ahora Latina, debido a que promovía una imagen negativa de la mujer andina, de la mujer campesina. 

La Paisana Jacinta es un personaje racista y por ello, luego de mucha presión de diversas organizaciones y televidentes, el programa fue cancelado. Sin embargo, eso no evitó que el personaje desapareciera y ahora su creador, Jorge Benavides, lo devolvió a la televisión en ‘El Wasap de JB’ e incluso se planea realizar una película.

Organizaciones como Chirapaq que han protestado desde hace años contra el programa ya se han pronunciado en contra del retorno de La Paisana Jacinta, aunque recordaron que el personaje no se fue realmente de la televisión porque era invitada comúnmente a varios programas del mediodía, lo que de alguna forma la mantuvo vigente.

“En diferentes canales, con horarios intempestivos y por períodos irregulares, se ha venido emitiendo anteriores temporadas del programa, que no han merecido la atención y condena de las organizaciones indígenas ni de otro tipo”, dijo en su comunicado.

¿Por qué La Paisana Jacinta es un programa racista?

el programa no ha cambiado casi nada desde su aparición. foto: peru21.pe

A muchas personas aún les cuesta comprender dónde está el racismo en el programa de Jorge Benavides y ese es el principal problema. En una sociedad tan racista como la peruana, lo que hace y dice La Paisana Jacinta no es considerado como racista. Es decir, una persona racista no ve el racismo que él mismo practica.

En el caso de La Paisana Jacinta, su sola figura menoscaba la imagen de la mujer campesina. Como si fuese una panelista de Laura Bozzo, La Paisana Jacinta no tiene dientes y es sumamente agresiva, siempre anda golpeando a los demás.

Usualmente también anda sucia o huele terrible y los otros personajes suelen burlarse de ella por esta razón. Es también sumamente vulgar, insulta antes de reflexionar y golpea casi instintivamente. Y, desde luego, se ridiculiza su forma de hablar, que es una torpe imitación de un quechuahablante. Este estereotipo de la mujer andina es sumamente peligroso en un país que aún tiene problemas en aceptar lo andino como parte de su identidad.

“[La Paisana Jacinta] apela a un “sentido común” es decir a un estereotipo extendido con respecto a las mujeres indígenas. Para el imaginario social ellas son sucias, procaces, sin control de sus instintos primarios y maleducadas. Y qué decir de los pueblos indígenas, percibidos como atrasados e incapaces de entender el desarrollo. De ahí su arraigo a nivel general en nuestra sociedad”, señala también Chirapaq.

Para asegurarse que este programa no continúe mucho tiempo vigente y que no propague esta imagen de las mujeres andinas y campesinas, se puede contactar directamente a los auspiciadores del programa. No hace mucho Wilfredo Ardito tomó la misma iniciativa y tuvo buenos resultados.

“Hace unos años, Luciano Gorriti me sugirió escribirle a la central en Estados Unidos de Colgate Palmolive, porque se trataba del único auspiciador que le quedaba a La Paisana Jacinta. La sede en Lima no nos había respondido y tradujimos al inglés nuestra carta. Al día siguiente la empresa se disculpó y canceló los anuncios al programa de Benavides, con lo cual éste salió del aire”.

Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en