analiza el primer año de PPK

la candidata de ultraderecha aún tiene posibilidades en estas elecciones, pese a todos los votos que tiene en contra. foto: le parisien.

¿Cuáles son las verdaderas oportunidades de la ultraderecha francesa para ganar las elecciones?

La candidata Marine Le Pen podría llegar a la Presidencia si inicia una estrategia atrevida en esta segunda vuelta.

Publicado: 2017-04-24

Luego de que las encuestadoras principales de Francia difundieran que los dos candidatos que pasarían a segunda vuelta serían el centrista Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen, varios políticos llamaron a votar contra el proyecto de Le Pen. 

Entre los grandes detractores de la candidatura de Le Pen se encuentran los partidos políticos históricos de Francia: Los Republicanos y el Partido Socialista, ambos totalmente derrotados en estas elecciones. Este apoyo en contra de Le Pen podría hacer pensar que Emmanuel Macron tendría ya ganada las elecciones. Sin embargo, nada está dicho.

El Frente Nacional de Marine Le Pen aún tiene posibilidades de llegar a la Presidencia de Francia si se sitúa como el cambio radical que la mayoría de franceses piden en  estas elecciones, para eso solo tiene que atacar inteligentemente a Emmanuel Macron.

Emmanuel Macron es considerado el sucesor del actual presidente François Hollande

emmanuel macron es considerado el candidato sucesor de hollande, lo que podría quitarle votos. foto: lemonde.

El gran punto débil del joven Emmanuel Macron es que él es percibido como el heredero político de François Hollande, el actual presidente de Francia, de quien fue incluso ministro de Economía durante un periodo.

Este factor podría ser crucial para la candidatura de Marine Le Pen porque el gobierno de Hollande es considerado por la mayoría de franceses como un fracaso. Si Marine Le Pen logra posicionar esta imagen en la mente de los electores muchos de ellos estarán disuadidos de votar por Macron.

En esta misma línea, Macron es considerado un político más del establishement porque ya ha trabajado para el actual gobierno y porque tiene el apoyo total de los partidos políticos históricos y de la mayoría de los medios. Sin embargo, el problema justamente es que estos partidos están totalmente desprestigiados y los medios son frecuentemente criticados.

Marine Le Pen debe convencer de no votar por lo mismo

los dos primeros candidatos muestran la derrota de los partidos históricos debido al hartazgo que existe sobre ellos. captura de pantalla: bfmtv.

Si en algo están seguros los franceses es que no un gobierno de Emmanuel Macron no significará grandes cambios en el modelo de vida. Sin embargo, lo que ellos exigen justamente es un cambio considerable, esto también explica el gran voto que obtuvo el izquierdista Jean-Luc Mélenchon.

Al repetir este mensaje el Frente Nacional desanimaría a un gran grupo de votantes que no están indecisos en votar por Emmanuel Macron. En un país donde el voto es voluntario, el candidato que tenga un mayor grupo de votantes fervientes podría ser el ganador, y Marine Le Pen es la que tiene más votantes convencidos.

Además, si la candidata de ultraderecha consigue algunos votos de los partidos de la derecha conservadora sus posibilidades de llegar a la Presidencia se incrementarían considerablemente, todo dependerá de la estrategia que Marine Le Pen muestra en las siguientes semanas.

Por su parte, si Emmanuel Macron desea evitar la derrota tendrá que convencer a la izquierda francesa que él representa un cambio. Una tarea difícil porque en redes sociales varios internautas ya han asegurado que no votarían por un candidato que promueve el continuismo.

Lee también:

Elecciones en Francia: izquierdista Mélenchon consultará a bases para definir si apoyará a Macron

Elecciones en Francia: Macron promete ser el presidente "frente a la amenaza nacionalista" [VIDEO]

Francia: Macron y Le Pen irían a segunda vuelta, según estimaciones


Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en