reconoce sus orígenes

las mujeres aún sufren de las injustas leyes en varias partes del mundo.

Cinco leyes inauditas contra las mujeres que aún existen en el 2017

¿Cómo se puede pedir la igualdad entre hombre y mujeres si leyes como estas siguen vigentes en nuestra actualidad?

Publicado: 2017-07-18

La prestigiosa revista Newsweek ha elaborado una lista de cinco leyes que aún están vigentes en el mundo y que limitan directamente las posibilidades de que las mujeres sean percibidas iguales ante la ley y la sociedad. 

En todos los ejemplos se confirma que los hombres tienen actualmente más acceso a las leyes, lo que evidencia que la sociedad los trata de forma preferente frente a las mujeres.

1. En la ciudad del Vaticano, las mujeres no tienen voto

las mujeres no pueden decidir el futuro del vaticano.

Cada vez que la Iglesia Católica tiene que decidir quién será el nuevo Papa, todos los cardenales del mundo se reúnen en la ciudad del Vaticano para elegirlo. Sin embargo, en esa ola púrpura de electores, no hay ni una sola mujer. ¿Por qué?

Para tener elegir al jefe máximo de la Iglesia Católica solo tienen votos los cardenales y como según las normas de la propia iglesia ninguna mujer puede llegar a este puesto de importancia, entonces ellas no tienen derecho a voto.

El Vaticano es así una de las instituciones mundiales más patriarcales de nuestra. Mientras que otras iglesias han aceptado ya que las mujeres creyentes puedan tener cargos más importantes, la Iglesia Católica se empeña en negarle la igualdad a las mujeres.

2. Rusia le prohíbe muchos trabajos a las mujeres

Según la revista, en Rusia existen 456 trabajos a las que las mujeres no pueden acceder porque se consideran “peligrosos” para las mujeres. Entre ellos se encuentran bombero, conductor de camiones, operador de trenes.

El machismo del país se evidenció también hace poco cuando su presidente, Vladimir Putin, dijo en una entrevista que él no tenía días malos porque él no era una mujer. De esta forma, la máxima autoridad rusa demostraba cómo entiende él el trabajo de las mujeres.

3. Las mujeres no pueden conducir en Arabia Saudita

MUJERES PIDEN EL DERECHO A CONDUCIR EN ARABIA SAUDITA. FOTO: ANSWERAFRICA.COM

Por alguna extraña razón Arabia Saudita tiene una ley en la que prohíbe expresamente que las mujeres puedan conducir automóviles. Según las autoridades del país, esta medida se da para no contrarrestar los valores de la sociedad.

Sin embargo, otros países árabes y del Medio Oriente sí permiten que las mujeres conduzcan, aunque no sea una práctica muy recurrente. Entonces, ¿de dónde saca esta idea Arabia Saudita? Según ellos esta es una interpretación auténtica del Islam.

4. En Irán las mujeres no pueden entrar a estadios ni ver deportes

Otra de las inauditas normas que existen aún contra la igualdad de las mujeres se encuentra en Irán, donde se ha prohibido que las mujeres entren a los estadios o vean deportes en lugares públicos, como cafés o incluso centros comerciales.

El motivo de esta ley se debe a que las autoridades iraníes consideran que los deportes atraen más a los hombres y una mujer no puede estar en una ambiente donde ya se encuentran muchos hombres. Además, también consideran que es inapropiado porque en los deportes se pueden ver las piernas de los hombres.

5. El rechazo al aborto también impide la igualdad a la mujer

PROTESTA EN ARKANSAS SOBRE LEY ABORTO. FOTO: FOX NEWS.COM

La revista americana también consideró que uno de los derechos que les impiden a las mujeres conquistar la igualdad es el acceso al derecho al aborto. ¿Por qué otras personas, instituciones deberían decidir por ellas?  

El caso más reciente es un proyecto de ley en Arkansas, Estados Unidos, donde se plantea que una mujer demuestre que tiene el permiso del padre para poder realizar el aborto, incluso si la mujer ha sido violada.

Sin embargo, en países como el Perú esta realidad aún es muy lejana porque las mujeres no pueden tener acceso a un aborto. Es más, las discusiones políticas sobre el tema son tan cerradas por motivos religiosos que parece que tardará mucho en concretarse.


Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en