dialoga en Lima y en Loreto

las palabras del presidente han sido calificadas de colonialista por varios especialistas. foto: franceouest.fr

El pensamiento "colonialista" de Emmanuel Macron, el presidente de Francia

Las palabras de Emmanuel Macron se centraron sobre todo en criticar o hacer bromas sobre el continente africano.

Publicado: 2017-07-21

Desde que el nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, llegó al poder ha ocupado alguna de las páginas principales de los diarios internacionales. Su liderazgo al frente de Europa y su abierta oposición a las políticas de Donald Trump y Vladimir Putin han remarcado su rol en la esfera internacional. 

Sin embargo, en el terreno nacional Manuel Macron comienza a encontrar algunos inconvenientes por declaraciones recientes que dio en lugares públicos. En ambas se ha criticado lo que muchos especialistas llaman “el pensamiento colonial” del presidente de Francia.

“África tiene un problema de civilización”


Durante la última reunión del G20 que reunió a los principales países industrializados del mundo, el presidente Macron dio una conferencia en la que abordó los nuevos retos del continente africano y aseguró que existe un problema de civilización en el continente porque, entre otros problemas, las mujeres tienen muchos hijos. 

Según el presidente de Francia, uno de los retos actuales de África es evitar que las mujeres sigan teniendo entre 7 y 8 hijos ya que esto constituye un problema demográfico esencial en el continente que debe ser solucionado para lograr el desarrollo de sus países.

“"La transición demográfica es uno de los principales retos de África. En un país que todavía tiene 7 o 8 hijos por mujer, no sirve de nada gastar miles de millones de euros porque eso estabilizará nada", dijo Macron.

Diversos medios como Le Monde ha respondido rápidamente a estas ideas. Primero al aclarar que las palabras de Macron son una exageración porque el promedio de hijos por mujer en África es de 4,7.

Luego, otros columnistas han criticado el mensaje porque lo consideran como una declaración en la que se desprecia o se considera que la cultura de África es fallida, incompleta y que su civilización tiene un problema de raíz.

“Algunos vieron en esta referencia a la "civilización", la última manifestación de una serie de pensamientos racistas que han expresado los líderes franceses desde que el general de Gaulle llegó al poder”, dice una columna de un ensayista africano en Le Monde.

Una broma sobre unos botes africanos de inmigrantes


El primero de los mensajes que desató un escándalo fueron las palabras de Emmanuel Macron sobre unos botes artesanales africanos que se llaman kwassa-kwassa y que son usados con regularidad por los inmigrantes para llegar a Europa.

El presidente de Francia estaba rodeado de algunos empresarios náuticos, conversando sobre la capacidad de las embarcaciones cuando uno de los empresarios dijo que sus embarcaciones eran de calidad y no como los kwassa-kwassa.

Macron respondió agregando una broma: "Además, los kwassa-kwassa pescan poco, traen de Comorenses”. Los comorenses son habitantes de una isla pequeña en África que intentan escapar de la pobreza en kwassa-kwassa y van con rumbo a Europa.

La broma de Macron causó mucha indignación porque decenas de personas han muerto en estas embarcaciones al intentar cruzar el océano. Cuando el presidente se dio cuenta que sus palabras habían sido grabados se disculpó mediante un mensaje, asegurando que fue una “broma nada divertida y muy mal vista”.


Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en