dialoga en Lima y en Loreto

las cifras muestran que hay una alza de los asesinatos en el Perú. foto: peru.com

El mapa de la muerte en el Perú: los lugares donde hay más asesinatos, sicariatos y feminicidios

Cada año nuestro país se vuelve más violento porque las muertes violentas siguen aumentando.

Publicado: 2017-07-26

La muerte en nuestro país puede leerse geográficamente. Se encuentra en todas las regiones, es cierto, pero existen determinados lugares donde parece más anclada, donde las estadísticas muestran que morir violentamente es más fácil que en otros sitios. 

El último informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) nos permite tener una radiografía muy clara de cómo se mata en nuestro país y de quiénes son los que mueren e incluso en qué días son asesinados.

El primer dato importante que revela el informe Comportamiento de la Tasa de Homicidios muestra que en comparación el 2016 se asesinaron más personas que durante el 2015. Las cifras muestran que en el 2016 se registraron 2 mil 435 muertes, lo que supone una tasa de homicidios de 7,7 muertes por cada 100 mil habitantes. Mientras que la cifra en el 2015 fue de 7,2 muertes.

¿Dónde se mata más y dónde menos?

reconstrucción de un asesinato. foto: peru21.pe

Las provincias que más muertes violentas registraron son las de Tambopata, en Madre de Dios, con 29,5 muertes por 100 mil habitantes, Tumbes, en la región Tumbes, con 28,9 muertes, y Pisco, en Ica, con 22,6 muertes.

En los tres casos las cifras triplican el número de muertes promedio del país. Y en el caso de Tambopata incluso se cuatriplica, ¿por qué? En este caso tenemos que tener en cuenta que la provincia de Tambopata está ubicada junto a varios campos de minería ilegal, un territorio sumamente violento y con falta de presencia del Estado.

El caso de Lima es especial porque en Lima provincia la cifra se ubica en 7,9 muertes, es decir el promedio. Pero si se suman Huaral, Región Lima, donde el promedio es 18,7 muertes y La Victoria, provincia de Lima, donde la cifra es 15,4 muertes; entonces se puede considerar a Lima una ciudad violenta también.

Del otro lado, entre las ciudades que tienen un promedio menor de 6 muertes por 100 mil habitantes se encuentran Iquitos, Jaén, Tarapoto, Arequipa y Tacna. En el caso de Lima la capital, los distritos con menor número de muertes violentas son Santa Anita, Pachacamac y Surco, donde el promedio es de menos de 3 homicidios por cada 100 mil habitantes.

¿Por qué, cómo y cuándo se mata en nuestro país?

la venganza es el principal motivo de los asesinatos violentos en nuestro pais. foto: peru21

La gran parte de asesinatos están relacionados, según el INEI, con hechos delictivos dolosos, lo que representa el 42,8%. Mientras que el asesinato simple es de 17,1 %, las lesiones graves seguidas de muerte son del 11% y el robo agravado que termina en asesinato son del 5%.

Sobre el número de asesinatos por feminicidios, se registró un aumento en comparación al 2015, cuya cifra se situó en 84 muertes. Tanto que en el 2016 se llegó a 106 muertes. Cabe recordar que estas cifras son solo las que fueron registradas ante las autoridades.

De todas las muertes se calcula que el 12,7% fueron actos realizados por sicarios. El principal motivo de los asesinatos parece ser la venganza que registra una cifra de 24%. Además, se indica que más de la mitad, el 58,2% fueron asesinatos realizados con armas de fuego. Y el 47,4 % de estos asesinatos se dieron en la vía pública.

El informe también revela que los días lunes, viernes y domingo son aquellos donde más muertes violentas se realizan y los horarios son entre las 18.01 y las 24:00 horas. Es decir, durante la noche.

Estas cifras que revelan el panorama oscuro de nuestro país sirven también para interrogarnos sobre por qué tantas personas tienen armas de fuego, por qué algunas provincias son más violentas que otras y por qué la tasa de homicidios sigue en aumento. Si no somos capaces de comprender esto, entonces la muerte seguirá expandiéndose por nuestro país.


Escrito por

Dánae Rivadeneyra

Periodista clásica. Leo, investigo, escribo y, como no puede ser de otra manera, me involucro. Ahora en París, ayer en Lima.


Publicado en